Un santuario para el gaviotín chico en Mejillones

Estado

En ejecución

Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico es una ONG sin fines de lucro conformada por empresas de la zona y la Municipalidad de Mejillones, y tiene por objetivo contribuir a la protección y preservación del gaviotín chico (Sternula lorata). Desde el año 2008, la Fundación se encuentra gestionando la protección y administración de algunas de las áreas de nidificación del gaviotín más importantes en la región de Antofagasta. El 2016, el Ministerio de Bienes Nacionales otorgó la primera área protegida bajo la figura de “Concesión Gratuita con Fines de Conservación” para la colonia reproductiva de Pampa Mejillones, la más importante en Chile.

Sin embargo, aunque esta figura protege el suelo que el gaviotín utiliza para nidificar, no posee los resguardos legales necesarios para una protección eficaz. Por esta razón, el año 2020 se evalúa proteger las áreas de nidificación restantes bajo la figura de “Santuario de la Naturaleza”. Es así como el 24 de septiembre del 2020, la fundación y la Junta de Adelantos de Hornitos ingresaron al Ministerio de Medio Ambiente la solicitud para la creación del “Santuario de la Naturaleza Itata-Gualaguala”. El área propuesta cuenta con apoyo formal de la I. Municipalidad de Mejillones, la CONAF y la Sociedad Chilena de Arqueología.

En agosto de 2022, se publicó finalmente en el Diario Oficial el decreto declaró el nuevo Santuario de la Naturaleza “Itata – Gualaguala”. Se trata de un área de 903 hectáreas aprobadas como la primera parte del proceso de preservación de la zona de nidificación del sector Hornitos – Gualaguala. Para definir esta zona como prioritaria se evaluó la presencia de la gran cantidad de amenazas presentes en esta zona, como la construcción de caminos, la extracción de áridos y la circulación de vehículos dentro del área. Se espera que la conservación del resto de los sitios de nidificación siga avanzando de manera compatible con los otros usos del territorio.

Resultados del Proyecto

El área propuesta como santuario está sujeta a una gran presión y demanda por el contante crecimiento urbano y la expansión de las actividades turísticas: proyectos inmobiliarios de gran envergadura, tránsito de cuatrimotos en la temporada estival, tránsito de personas que realizan ciclismo o caminatas, asentamientos irregulares asociados a actividades de extracción de algas con presencia de perros, y extracción de áridos, principalmente para construcción de playas artificiales, entre otras actividades. Con este proyecto se busca ordenar las distintas actividades que se desarrollan en el sector Hornitos-Gualaguala, con el fin de gestionar y conservar los recursos biológicos, patrimoniales y paisajísticos presentes.

El Santuario de la Naturaleza “Itata-Gualaguala” busca realzar el valor e importancia del cuidado del borde costero de manera compatible con las actividades humanas, el cuidado de la biodiversidad y el patrimonio. Pretende resguardar y delimitar las zonas de importancia para fauna y para las actividades de recreación, concientizando a las personas que hacen uso de los recursos naturales de la zona. El proyecto apunta, por sobre todo, a reservar un espacio que asegure la supervivencia y resguardo de las aves y de los vestigios de la historia de los pueblos prehispánicos, que hasta ahora carece de protección.

Dentro del largo y mediano plazo, se pretenden crear circuitos de ciclismo (que ya se realizan en el lugar), circuitos patrimoniales, senderos, señalética, control vehicular y una caseta informativa. Para ello será fundamental contar con una alta participación de personas y organizaciones en el proceso de construcción del plan de manejo del Santuario de la Naturaleza. En ese involucramiento de la comunidad será fundamental tanto para el éxito del plan de manejo como del cuidado de las especies que habitan la zona.

Medidas de Éxito

El proyecto contará con un plan de manejo, el cual definirá los principales lineamientos para el cumplimiento de los objetivos establecidos. Esto se realizará a través de la constitución de un comité operativo de manera tal que el plan de manejo contemple la participación de la comunidad y actores relevantes para el cumplimiento de los objetivos, los cuales serán definidos en conjunto teniendo como base la protección del gaviotín y otras especies asociadas, la conservación y puesta en valor de los sitios arqueológicos, y la conservación del valor paisajístico. El éxito del proyecto se medirá a largo plazo en relación con el estado de las poblaciones de gaviotines y el éxito de sus nidadas, el número de especies asociadas presentes en el área, el número de visitas que se registren en el santuario, y el número de sitios que se logren proteger o restaurar.

Organización a Cargo del Proyecto

Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico.

Socios

Junta de Adelantos de Hornitos, I. Municipalidad de Mejillones, Corporación Nacional Forestal y la Sociedad Chilena de Arqueología.

Financiadores

Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico y la Junta de Adelantos de Hornitos.

Fecha de Comienzo – Fecha de Finalización

2020.

Región

Región de Antofagasta.

Ubicación

El proyecto se localiza en la comuna de Mejillones, en la región de Antofagasta, en el sector de planicie costera entre caleta Gualaguala (norte) y el sector llamado Pozo Verde (sur). El área del proyecto corresponde a uno de los sitios de nidificación del gaviotín Chico (Sternula lorata). Esta especie, clasificada como en Peligro de Extinción, concentra más del 25% de su actividad reproductiva en la región de Antofagasta, siendo el sitio donde se desarrolla la iniciativa el segundo en importancia. Este sector no solo es un lugar de alto valor paisajístico por las características de sus playas y acantilados, hábitat del gaviotín chico junto a otras aves migratorias y residentes, sino que también posee un alto valor patrimonial desde el punto de vista arqueológico.

Desafíos

El principal desafío del proyecto será lograr la recuperación de los valores actuales de la población de gaviotines y especies asociadas a este hábitat, y que este sitio sea reconocido a nivel internacional como la primera área protegida por el Estado de Chile para esta ave migratoria. En el ámbito patrimonial, el desafío será poner en valor la historia del pueblo Camanchacos, resguardando estos sitios y protegiéndolos de los constantes robos y destrucciones. En el ámbito turístico, el desafío es que este santuario sea un polo de desarrollo sustentable para las comunidades aledañas, que permita de manera armónica mejorar la calidad de vida y la puesta en valor de un sitio turístico que conserve el patrimonio natural y cultural de la región.

Necesidades

Crear un espacio de encuentro entre la conservación y la comunidad, conformando alianzas estratégicas para la implementación de infraestructura y generación de acciones de investigación, educación y turismo sustentable. Además, se necesita financiar y desarrollar nuevos estudios arqueológicos, de modo de generar medidas efectivas para proteger y conservar estos sitios.

Contacto

Sylvia Hernández Aquez

shernandez@gaviotinchico.cl

Compartir

Más proyectos

de nuestra comunidad

Ejecutado

Monitoreo satelital de bosques de huiro

Alejandra Mora, University of Oxford

Ejecutado

NAVEGA con el delfín chileno

Yaqu Pacha Chile

En ejecución

Planeta Isla

Fundación Endémica

Ejecutado

Volviendo a la Mar: ciclo formativo de educación ambiental marina para mujeres de Puerto Raúl Marín Balmaceda

Fundación Aysén Mira el Mar

En ejecución

Red para la protección de las aves playeras

Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile (ROC)