Regenerando isla Mocha

Estado

En ejecución

Fue después de un viaje realizado a isla Mocha el año 2019 que el equipo de ONG Regenerativa comenzó a trabajar de lleno en un proyecto de restauración en este lugar cargado de misticismo y ubicado frente a las costas de Tirúa, en la región del Biobío.

Antiguamente, isla Mocha estaba cubierta por un denso bosque nativo que la cubría prácticamente de forma íntegra. Hoy, ese bosque profundo y enmarañado ha quedado relegado a la pequeña cadena montañosa que conforma el centro de la isla y que está protegido bajo la figura de Reserva Nacional.

Parte de esa singular belleza isleña fue lo que cautivó al equipo de la ONG, mientras que la desforestación del perímetro alrededor de la playa para establecer praderas agrícolas y ganaderas motivó a los integrantes de la organización a pasar a la acción. Los habitantes de la isla llevan más de 40 años de ocupación bajo el modelo de la agricultura convencional, pero el principal problema es el pastoreo extensivo (baja densidad de animales por hectárea) que ha llevado a una degradación evidente del suelo.

El cambio climático y otros factores, como la escasez hídrica que afecta a la isla en verano, han llevado a este lugar y sus habitantes a ser mucho más vulnerables a eventos extremos que se espera que golpeen con mayor frecuencia en el escenario actual de crisis climática: desde inundaciones e incendios hasta los alcances de los tsunamis producto del estado de degradación ambiental de la isla. Desde la ONG sostienen que desde el punto de vista de la vulnerabilidad climática, el suelo es el principal factor de riesgo para la comunidad, a lo que se suma la seguridad alimentaria, porque como el suelo está tan desgastado, ya no tiene el nivel de fertilidad ni productividad que tenía antes.

Por el lado del mar, la sobrepesca también trajo consigo consecuencias negativas al ecosistema: hoy ya no se pesca como antes. Si bien no se contempla dentro de este proyecto ninguna iniciativa o acción que tenga directa relación con el mar, desde una mirada más holística se asume que al devolverle nutrientes al suelo se generará un efecto positivo en la flora y fauna marina.

El año 2021 el proyecto arrancó con un énfasis casi exclusivo en el suelo con acciones que apuntaron a la restauración del bosque nativo y el fomento de prácticas agrícolas regenerativas. Se restauró una hectárea de bosque dentro de los terrenos de los agricultores gracias al apoyo del Prodesal local, mientras que lo que iba a ser un curso en terreno de las prácticas regenerativas terminó siendo, producto de la pandemia, un manual que está disponible en versión digital e impresa, la cual fue entregada a los agricultores locales.

Gracias a la obtención de nuevos fondos, desde la ONG buscan ser más ambiciosos para ahora trabajar con la comunidad en general con el objetivo de que los habitantes de la isla tengan una nueva aproximación a la hora de relacionarse con su entorno, esta vez desde un paradigma regenerativo.

Resultados del Proyecto

El objetivo general del proyecto es regenerar el ecosistema de la isla Mocha. Para ello, se contempla desarrollar cinco acciones:

  1. Ejecutar un programa de capacitación de agricultores en materias de agricultura regenerativa.
  2. Implementar un piloto de pastoreo holístico, trabajando con un ganadero local mediante el financiamiento de la asesoría en pastoreo holístico con el apoyo de Efecto Manada. La idea es que este piloto sirva como predio demostrativo e inspirador para el resto.
  3. Seguir con la restauración ecológica del bosque nativo en terrenos de los propios agricultores. El objetivo de esto es de alguna manera extender el bosque que hoy se encuentra casi exclusivamente dentro de la superficie de la Reserva Nacional, protegiendo, repoblando y restaurando con especial énfasis los cauces de agua que bajan desde el área protegida del Estado.
  4. Jornadas de regeneración a través de educación ambiental dirigidas a niños y niñas de la escuela local para trabajar directamente con este público.
  5. Monitorear la salud del suelo con la herramienta EOV (Ecological Outcome Verification), un protocolo de Verificación de Resultados Ecológicos que permite determinar si se está regenerando el suelo. Este estándar de verificación, que lo aplica también Efecto Manada, es empleado para medir si es que las acciones ejecutadas en el suelo están regenerando aspectos como el porcentaje de carbono, nutrientes y biodiversidad en el mismo suelo. Se realizará una línea de base con el estado actual y después la idea es ir monitoreando de manera anual.

Desde la ONG apuntan a realizar un trabajo a largo plazo con la comunidad, por lo que a priori no han fijado una fecha de finalización del proyecto. En principio, por las técnicas que se están aplicando, en especial en torno al pastoreo holístico, no es posible tampoco pensar en el corto plazo, deben pasar al menos dos o tres años para ver resultados concretos.

Medidas de Éxito

Uno de los indicadores del éxito del proyecto se vincula con el número de agricultores capacitados. Isla Mocha tiene una población de 800 habitantes, y en los registros de Prodesal hay unas 100 personas inscritas que representan el público objetivo directo de la iniciativa. Sin embargo, desde la ONG sostienen que es difícil considerar al agricultor por sí solo, ya que debido a como funciona la agricultura en la isla, al final involucra a todo el núcleo familiar. Es por ello que la idea es llegar a todos los habitantes de isla Mocha con los conceptos que permitan generar una cultura regenerativa.

Otra medida del éxito del proyecto se relaciona con regenerar las 32 parcelas degradadas existentes, y que representan 2.500 hectáreas. Esto permitiría regenerar prácticamente toda la extensión de la isla que no es Reserva Nacional.

Organización a Cargo del Proyecto

ONG Regenerativa.

Socios

ONG Costa Sur, Efecto Manada, Oikonos, Fundación Reforestemos, Prodesal (Indap), Conaf.

Financiadores

Agencia de Sostenibilidad Energética y Patagonia.

Fecha de Comienzo

2021.

Región

Región del Biobío.

Ubicación

El proyecto se desarrolla en la isla Mocha, que administrativamente pertenece a la comuna de Lebu. Geográficamente la isla se encuentra frente a las costas de Tirúa.

Conferencia TED de Alan Savory, fundador de Manejo Holístico

Desafíos

Los principales desafíos están relacionados con la logística que implica viajar hacia y desde la isla, ya sea en avioneta o en lancha, considerando que actualmente la barcaza que realizaba viajes periódicos no está en funcionamiento. A modo de ejemplo, el año 2021 la ONG tuvo el enorme desafío de cruzar cientos de árboles en lancha, debiendo esperar las condiciones climáticas idóneas en medio del contexto de la pandemia.

El año 2021 se plantaron 600 árboles nativos -donados por la Fundación Reforestemos- de especies como arrayán, canelo, boldo, olivillo y maqui. Fueron ejemplares pequeños, de corta edad, que debieron ser trasladados con la raíz descubierta para evitar cualquier riesgo de que la tierra llevara algún antígeno hacia la isla. Este tipo de resguardo también conlleva grandes desafíos, por lo que a futuro se vislumbra como un desafío implementar un vivero local. En esta primera etapa no se contempla, pero desde la ONG sostienen que es lo más pertinente con miras a la restauración del bosque nativo. Propagar especies en la misma isla Mocha resultaría más eficiente, pero por sobre todo se imprescindible considerando la adaptación genética que plantas y árboles de la isla tienen a ese particular entorno, lo que aseguraría un éxito mayor a largo plazo.

Necesidades

La principal necesidad está vinculada con el financiamiento del proyecto. Si bien la ONG se ha adjudicado fondos para su desarrollo en el corto y mediano plazo, al tratarse de una iniciativa de largo aliento se requerirán nuevos fondos, sobre todo considerando que el proyecto se encarece muchísimo por las dificultades de acceso a la isla. Es por esto último que otra necesidad del proyecto pasa por conseguir el apoyo de algún actor, como la Armada, que pueda apoyar con el cruce hacia y desde isla Mocha.

Contacto

Javiera Pérez, directora ejecutiva de ONG Regenerativa

javiera@regenerativa.cl

Compartir

Más proyectos

de nuestra comunidad

En ejecución

Focas como observadores dinámicos: midiendo cambios oceanográficos costeros del sur de Chile

Universidad de Valparaíso

En ejecución

Raya Águila

Ejecutado

Monitoreo satelital de bosques de huiro

Alejandra Mora, University of Oxford

En ejecución

Un santuario para el gaviotín chico en Mejillones

Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico

En ejecución

Red de áreas protegidas terrestres y marinas Melimoyu – Tictoc – Corcovado, en la Patagonia Noroeste de Chile

Fundación Melimoyu