Red de áreas protegidas terrestres y marinas Melimoyu – Tictoc – Corcovado, en la Patagonia Noroeste de Chile

Estado

En ejecución

La Patagonia chilena ha sido mundialmente reconocida como una Reserva de Vida por su gran extensión, por sus bosques siempreverdes, montañas escarpadas, volcanes, glaciares, fiordos, archipiélagos, canales, islas y una singular diversidad de flora y fauna marina y terrestre. Pensamos que las áreas protegidas patagónicas son la herramienta más popular y efectiva para proteger estos ecosistemas. El proyecto iniciado en 1995 con la propuesta de creación del Parque Nacional Melimoyu busca establecer una Red de Áreas Protegidas (terrestres y marinas) Melimoyu-Tictoc-Corcovado, de 900.000 hectáreas, en el borde costero de la Patagonia Noroeste, en colaboración con comunidades locales, instituciones del Estado y ONGs nacionales y extranjeras, generando un modelo de conservación terrestre-marino que sea replicable.

Hasta la fecha, Fundación Melimoyu ha impulsado la creación de 2 Parques Nacionales (Melimoyu y Corcovado) y del Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) Pitipalena-Añihué, por un total de 5.300 km2. El objetivo para el 2025 es la creación de 3 nuevas áreas marinas protegidas: Parque Marino Tictoc, Reserva Marina Tictoc Sur y Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios-ECMPO Chaitén-Islas Desertores, por un total de 3.951km2, dotando de planes de manejo a toda la red y habiéndose iniciado los Programas de Uso Público, Investigación y Administración compartida.

Resultados del Proyecto

Para el 2025 deberá estar formada la Red de Áreas Protegidas Melimoyu-Tictoc-Corcovado, compuesta por 6 áreas protegidas, con objetivos claramente definidos, medidas de manejo efectivas y cumplimiento adecuado, basadas en información científica sólida. Se deberá contar, como mínimo, con una base de operaciones ubicada en Raúl Marín Balmaceda, con guardaparque, un vehículo, una embarcación, un centro de información y un primer sendero. Para esa fecha, el proyecto debe contar con la participción de las comunidades del área de influencia, de norte a sur: Ayacara, Chumeldén, Loyola, Casa de Pesca, Chana, Islas Desertores, Chaitén, Villa Santa Lucía, La Junta, Raúl Marín Balmaceda, Melimoyu, Islas Toto y Puyuhuapi. Estamos avanzando hacia esa meta, ya que el Programa Ambiental de Gobierno 2020-2021 estableció el compromiso de decretar el Parque Marino Tictoc, de 1,000 km2, que será el parque marino más grande de Chile dentro del Mar Territorial (12 millas náuticas) y el primer parque marino en toda la ecorregión chiloense.

Medidas de Éxito

Una manera cuantitativa de medir el éxito del proyecto es el aumento al doble de la superficie de áreas marinas protegidas de la ecorregión chiloense, que tiene 24.606.800 hectáreas (incluidos el Mar Territorial y la Zona Económica Exclusiva), con sólo 5 áreas marinas protegidas (el AMCP-MU Pitipalena Añihué de 23.700 ha, AMCP-MU Huinay de 212 ha, Reserva Marina Pullinque de 740 ha, Reserva Marina Putemún de 751 ha, y el Santuario de la Naturaleza Estero Quitralco de 17.600 ha, que suman 43.000 ha, lo que representa el 0,17 por ciento de la superficie total. Esto es muy insuficiente, considerando que hay mucha presión de la pesca y salmonicultura y que los compromisos del país para el 2020 eran de proteger el 10% de los ecosistemas representativos de la biodiversidad.

Otra forma de medir el éxito, de carácter cualitativa, será la existencia de planes de manejo aprobados para las áreas y el lanzamiento de programas de infraestructura, educación e investigación. Actualmente, sólo el AMCP-MU Pitipalena Añihue cuenta con plan de manejo aprobado y este año estamos trabajando en convenio con Conaf en los planes de manejo de los parques nacionales Melimoyu y Corcovado. Por último, se busca lograr un financiamiento básico para la gestión de la red, con aportes públicos y privados.

Infografía

Organización a Cargo del Proyecto

Fundación Melimoyu

Socios

Comunidades indígenas y pescadores locales, Subsecretaría de Pesca, Corporación Nacional Forestal (CONAF) y Grupo Patagonia Mar y Tierra.

Financiadores

Fundaciones Packard, Planet Heritage, Pew Charitable Trust y Marisla.

Fecha de Comienzo – Fecha de Finalización

1995 – 2025.

Región

Regiones múltiples.

Ubicación

Noroeste de la Patagonia chilena, en las provincias de Palena y Cisnes, en las regiones de Los Lagos y Región de Aysén. Geografía muy montañosa, clima extremadamente lluvioso, territorio cubierto de selva templada fría, limitada accesibilidad y muy escasa población humana en asentamientos costeros.

Desafíos

La crisis sanitaria, político-social, económica y ambiental que estamos enfrentando, es por supuesto un factor de incertidumbre para las actividades de nuestro proyecto. Sin embargo, es también un desafío para relevar la necesidad de contar con un Sistema de Áreas Protegidas del Estado, terrestres y marinas, con adecuado financiamiento. Es importante que la ciudadanía sepa que las áreas protegidas son importantes, porque son un bien nacional de uso público y porque ofrecen un hábitat para la vida silvestre, belleza escénica, recreación y renovación espiritual para la población, áreas de investigación científica, oportunidades para la educación ambiental y cultural, y el desarrollo económico sustentable. Como generación pionera en la creación y ampliación de áreas protegidas, fuimos parte de la transformación de la Patagonia, de un lugar que solo tenía importancia para la soberanía nacional a un territorio de importancia global para la conservación, lo que atrajo en la última década la atención mundial y a nuevas organizaciones internacionales. Nuestro desafío es contribuir y adaptarnos a esta nueva realidad.

Necesidades

La labor que realizan las organizaciones no gubernamentales del medio ambiente, como la nuestra, ha permitido colaborar con las instituciones del Estado en los estudios para creación y ampliación de áreas protegidas, así como para elaborar planes de manejo, pero esto no es suficiente para implementar los planes. En nuestro país existe una gran brecha financiera y de manejo efectivo de las áreas protegidas terrestres y marinas en nuestro país, lo que afecta el manejo de las áreas existentes y muy especialmente a aquellas áreas nuevas que se van incorporando, que no tienen ningún tipo de desarrollo, como las que forman parte de nuestro portafolio. Según datos del Ministerio del Medio Ambiente, nuestro país cubre el 22% del costo necesario de las áreas protegidas terrestres y el 4% de las áreas protegidas marinas, muy por debajo de lo que destinan la mayoría de los países del continente. Pero el presupuesto nacional para áreas protegidas en vez de aumentar, disminuye, y aún no se han podido establecer otros mecanismos de financiación, como por ejemplo un fondo público-privado para parques.

Contacto

Isabel Torres

itorres.fmelimoyu@gmail.com

Compartir

Más proyectos

de nuestra comunidad

Ejecutado

Pacific Flyway Evaluation

Advanced Conservation Strategies

En ejecución

Un santuario para el gaviotín chico en Mejillones

Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico

En ejecución

Parque Costero Puertecillo

Fundación Puertecillo

En ejecución

Parley Chile

Parley for the Oceans

En ejecución

La basura marina: viajando del problema hacia las soluciones

Científicos de la basura