Mitigando el impacto de perros en aves playeras en los humedales de Lluta y Chamiza

Estado

En ejecución

En todo el planeta, las aves playeras se enfrentan a amenazas que afectan negativamente su salud poblacional y reproducción. La mayoría de estas perturbaciones son de origen humano, entre ellas la presencia de perros, que son reconocidos a nivel mundial como una seria amenaza, sobre todo los perros de vida libre, que recorren humedales y playas sin ningún control, depredando huevos y polluelos, especialmente durante los períodos de alimentación y descanso. Además, los perros causan mayores molestias que las personas debido a la frecuencia con la que persiguen a las aves.

Frente a este acoso, las aves alteran comportamientos como la incubación, alimentación y descanso, desencadenando respuestas de escape e incluso abandonando sus nidos, exponiéndose a un gasto energético excesivo, disminución de la condición física y menor éxito reproductivo.

En base a datos y experiencias recopiladas durante los monitoreos realizados en el marco del proyecto Red para la Protección de las Aves Playeras desde el año 2019, se halló que los perros representan una de las principales amenazas para el éxito reproductivo de especies como el pilpilén común (Haematopus palliatus) y el chorlo nevado (Charadrius nivosus). Otra grave amenaza es el tránsito de vehículos por zonas no habilitadas para ello, como playas y humedales.

Para este proyecto, se escogieron los humedales de Lluta y Chamiza porque son importantes a nivel internacional al tratarse de sitios de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP). Ambos también son considerados Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (AICA/IBA) y son reconocidos en la Estrategia de Conservación de las Aves Playeras de la Ruta del Pacífico de las Américas.

Para abordar las amenazas a las aves playeras se requiere no solo la consideración de los marcos de planificación a nivel nacional o de la ruta migratoria, sino también coordinación y gestión efectivas de las partes interesadas a escala de sitio, particularmente en los que han sido reconocidos como importantes para este grupo de aves, como lo son la desembocadura del río Lluta y el humedal de Chamiza.

En el humedal de Arica hay un problema grave con su utilización como cementerio de mascotas, además de la presencia de perros de vida libre, mientras que en Chamiza el principal problema se asocia a la tenencia irresponsable de mascotas y a la presencia de perros asociados a labores productivas como la ganadería, pesca, recolección de algas y otras. La elección de ambos humedales se vincula también con el trabajo que la ROC viene realizando desde hace algunos años en cada sitio.

Resultados del Proyecto

El objetivo general del proyecto es diseñar e implementar un modelo de gobernanza y planificación local que mitigue el impacto de los perros en estos dos sitios críticos de la ruta migratoria. La idea es que luego la mesa de trabajo y actores se hagan responsables de la implementación de este plan a lo largo del tiempo.

Este proyecto en los humedales de Lluta y Chamiza se basará en la experiencia desarrollada en la desembocadura del río Maipo, donde se ha conformado un grupo de trabajo multisectorial y se está llevando a cabo un plan de acción con el apoyo del Programa de Becarios para Soluciones Costeras con el objetivo de reducir los problemas asociados con los perros.

Los objetivos específicos del proyecto son:

      1. Constituir un grupo de trabajo con actores públicos y privados para enfrentar la amenaza de los perros en los humedales costeros.
      2. Elaborar un plan de acción con actores públicos y privados para reducir el impacto de los perros en las aves playeras, incluyendo un plan operativo para su implementación.
      3. Implementar la fase inicial del plan de acción y generar las condiciones para la implementación de las siguientes fases, alcanzando acuerdos con los actores clave. Se espera implementar la fase inicial del plan de acción a partir del año 2023.

Entre las actividades que se desarrollarán se encuentra la realización de censos de perros en cada sitio, con su respectiva clasificación según estado (con o sin dueño, comunitario, callejero, etc.), para lo cual se trabajará en colaboración con veterinarios y especialistas en esta materia para generar un catastro en cada humedal.

Los encargados del proyecto también apuntan a involucrarse con las organizaciones animalistas, fundaciones y organizaciones de bienestar animal que trabajan en cada sitio y áreas circundantes, porque son conscientes que puede ser un tema conflictivo, así que se buscará integrarlas a las reuniones que se desarrollen en el marco del proyecto.

También se busca identificar a grupos de vecinos y administradores de los sitios que sean responsables de los perros “comunitarios”, que si bien son perros que no tienen dueños, lo que se quiere es lograr identificar quiénes los alimentan y sostienen.

Por último, el proyecto contempla una campaña de educación y concientización sobre la tenencia responsable de mascotas, que involucra talleres, charlas y difusión en las escuelas cercanas al sitio y la comunidad.

Medidas de Éxito

Uno de los principales indicadores del éxito del proyecto se vincula con que los actores que se elijan para conformar las mesas de trabajo en ambos sitios contribuyan de manera activa, y se conforme el plan de acción que aporte a la conservación de cada humedal. La idea es contar con este plan durante este año, empezando su implementación inicial a partir del año 2023.

En cuanto al plan de acción, lo ideal es tener datos de abundancia y el estado de los animales que habitan en cada humedal, si tienen dueños o no, si están esterilizados, etc., y que las organizaciones animalistas se involucren en estos procesos. Se busca incluirlos y tenerlos cómo colaboradores activos dentro del proyecto.

En la fase de implementación del plan de acción, el objetivo es definir representantes para los perros de vida libre. En este punto ya se tiene información base, principalmente de datos levantados a nivel municipal, por lo que parte del éxito de la iniciativa irá de la mano con que estos actores locales participen activamente de este proceso educativo que busca establecer una tenencia responsable de mascotas para la conservación de las aves playeras y sus hábitats. Además, se espera contar con una participación amplia de escuelas locales, vecinos y comunidades en la campaña de educación y concientización.

Organización a Cargo del Proyecto

Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile.

Socios

Municipalidad de Arica, Centro Veterinario Municipal Arica, Colegio Médico Veterinario de Arica, Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, Municipalidad de Puerto Montt, Universidad Santo Tomás sede Puerto Montt, Universidad San Sebastián sede Puerto Montt y Fundación Conservación Marina.

Financiadores

United States Forest Service (USFS).

Fecha de Comienzo – Fecha de Finalización

2021 – 2023.

Región

Regiones múltiples.

Ubicación

Humedal río Lluta, en la región de Arica y Parinacota, y el humedal Chamiza, en la región de Los Lagos.

Desafíos

El principal desafío se vincula con la concientización acerca del problema que significa que un perro (con o sin dueño) deambule sin restricción alguna por humedales costeros. Es necesario informar acerca de los impactos que puede tener esta actividad en las poblaciones de aves playeras, para que a partir de este punto se comiencen a generar cambios en el actuar de la población.

Se trata de un tema controversial, sobre todo al considerar a los perros como una de las principales amenazas para las aves playeras y sus ecosistemas, ya que las personas suelen asociar estos proyectos con medidas más extremas de control, pero es un punto que también se debe abordar desde la comunicación y educación. Es por ello que se requiere que las agrupaciones animalistas y todo el público esté al tanto de lo que se está haciendo, y también que en un futuro ayuden en materia de difusión y educación.

Necesidades

La difusión es fundamental, dado que se contempla trabajar con perros, lo que fácilmente puede llevar a conflictos indeseados. Es necesaria la educación y la difusión, ya que si no se informa sobre el proyecto puede conducir a que la gente sospeche o se genere desconfianza sobre la iniciativa. Una vez iniciadas las mesas de trabajo, se espera centrar esfuerzos en la difusión del proyecto, tanto en la región de Arica y Parinacota como en la de Los Lagos.

Contacto

Gabriela Contreras

gabrielacontreras@redobservadores.cl

Compartir

Más proyectos

de nuestra comunidad

En ejecución

Día de la Gaviota

Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile (ROC)

Ejecutado

Rutas de aprendizaje en humedales urbano-costeros de Coquimbo: del diálogo a la transformación

ONG Surgencia y Territorio Coquimbo

En ejecución

Maule Itata Coastkeeper – Waterkeeper

Vigilante Costero

En ejecución

Mingamar, aprendiendo en comunidad

Glocalminds

Ejecutado

Volviendo a la Mar: ciclo formativo de educación ambiental marina para mujeres de Puerto Raúl Marín Balmaceda

Fundación Aysén Mira el Mar