Lanzan publicación para poner en valor la biodiversidad de los Refugios Marinos

Bosque de huiro palo y cabinzas en las cercanías del Refugio Marino de La Polcura en La Ballena. Crédito: Rodrigo Sánchez Grez.

Cientos de niños, niñas y jóvenes visitaron durante mayo pasado la Caleta Zapallar. En el marco del “Mes del Mar”, uno de los objetivos de estas salidas a terreno era conocer de cerca la historia detrás de la creación del Refugio Marino de Zapallar y la importancia de cuidar y conservar su biodiversidad.

Inaugurado en diciembre de 2021, el Refugio Marino de Zapallar es un área de mar de alrededor de 15 hectáreas, desde la cual no se puede extraer ningún tipo de recurso. Se encuentra ubicado dentro del Área de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB) administrada colectivamente por el Sindicato de Pescadores de Caleta Zapallar, quienes voluntariamente suscribieron este acuerdo en alianza con la Fundación Capital Azul con fines de conservación y regeneración del ecosistema.

A partir de entonces, más de 2 mil estudiantes han llegado desde distintos puntos de la región de Valparaíso para conocer el Refugio Marino de Zapallar y la caleta. Los pescadores artesanales comparten historias, conocimientos y saberes de mar, tomando un rol protagónico no solo en la sustentabilidad del océano, sino que también en labores de educación ambiental e involucramiento comunitario.

Como una manera de enriquecer todavía más estas experiencias, The Nature Conservancy Chile, Fundación Oceanósfera, Fundación Capital Azul y el Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera SECOS se unieron para elaborar la guía “Refugios Marinos de Chile”, publicación educativa que busca visibilizar y generar un mayor aprecio y conocimiento en torno a las especies que habitan tanto el Refugio Marino de Zapallar como los otros cuatro Refugios Marinos que se han establecido en alianza con diversos sindicatos de pescadores artesanales de la región de Valparaíso.

“Esta guía nos permite apoyar y fortalecer el programa educacional que llevan a cabo los propios pescadores. Este material es entregado a los y las estudiantes que visitan los Refugios Marinos y las caletas, y es una forma de dar a conocer las especies emblemáticas que habitan estos ecosistemas para generar conciencia en torno a cómo proteger y hacer que el Refugio Marino se fortalezca en el tiempo, generando sentido de pertenencia en las comunidades locales”, comentó Rodrigo Sánchez, director ejecutivo de la Fundación Capital Azul.

La publicación incluye ilustraciones de 45 especies de flora y fauna que habitan los Refugios Marinos, entregando información sobre la importancia de cada una de ellas, vedas o necesidades de conservación y manejo, además de buenas prácticas asociadas al cuidado de estos espacios marino-costeros y su biodiversidad. La guía es, sobre todo, una invitación a explorar, descubrir y conocer la vida marina, entregando la opción de registrar las especies avistadas en cada excursión.

“Esta nueva publicación, junto con el trabajo de las personas, comunidades y organizaciones que se dedican a establecer y proteger los Refugios Marinos, será un valioso aporte hacia la visibilización y valoración del litoral de nuestro país”, explicó Carolina J. Zagal, presidenta de Fundación Oceanósfera, agregando que “esperamos que más personas se motiven a explorar, observar y aprender acerca de los ecosistemas marino-costeros de Chile y que esto contribuya hacia su cuidado y conservación a largo plazo”.

La guía “Refugios Marinos de Chile” se suma así a otras publicaciones que las personas que integran los sindicatos de pescadores artesanales suelen entregar de manera gratuita a quienes visitan los Refugios Marinos, como el librillo “Peces Litorales de Chile”, una publicación elaborada por The Nature Conservancy Chile y otras organizaciones asociadas.

“Para The Nature Conservancy Chile es súper importante el convenio con Capital Azul. Compartimos muchos de los objetivos que se están planteando, particularmente esta idea de que las comunidades locales lideren ciertas estrategias de conservación marina, de tal manera de ir apoyando y reforzando estas estructuras de gobernanza local alrededor de las Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB), como es el caso del Refugio Marino en la AMERB del Sindicato de Pescadores de Zapallar. Este material lo recibimos con mucho cariño, porque va a poder seguir apoyando nuestros objetivos de generar conciencia a través del trabajo liderado por las comunidades en torno a la conservación marina”, sentenció Natalio Godoy, científico del programa de conservación de Océanos de The Nature Conservancy Chile.

La versión impresa de la guía “Refugios Marinos de Chile” será entregada de forma gratuita a quienes participen de las actividades educativas y de divulgación que se realicen en los Refugios Marinos. También se puede descargar la versión digital aquí.

DESCARGA AQUÍ LA GUÍA

Un tiburón Pintarroja en el Refugio Marino de La Polcura. Crédito: Rodrigo Sánchez Grez.

Crédito: Rodrigo Sánchez Grez.

Un lenguado reposa junto a un bosque de huiro palo. Crédito: Rodrigo Sánchez Grez.

Trombollito robusto. Crédito: Rodrigo Sánchez Grez.

Compartir

Más noticias

de interés

29 de febrero, 2024

Hoy se decide en la CRUBC el futuro de las solicitudes de ECMPO de Cisnes e Isla Huichas

Conservación Marina/Costera

04 de enero, 2024

Por primera vez estudian la forma en que los corales han colonizado el océano a diferentes profundidades a través del tiempo

Conservación Marina/Costera

11 de noviembre, 2023

Alistan la primera red de comunidades de Áreas Marinas Protegidas

Conservación Marina/Costera

14 de junio, 2023

Tras una larga y pedregosa tramitación, se despacha la ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas

Planificación y Políticas Públicas

21 de marzo, 2024

Convención de Especies Migratorias reconoce al Chorlo de Magallanes como especie en peligro

Conservación Marina/Costera