Convención de Especies Migratorias reconoce al Chorlo de Magallanes como especie en peligro

Manomet

Manomet utiliza la ciencia y la colaboración para fortalecer las rutas migratorias de las aves, los ecosistemas costeros y las tierras y mares en todo el hemisferio occidental. Durante más de 50 años, ha formado asociaciones vitales con empresas, productores y educadores para ayudar a la naturaleza y a las comunidades locales a prosperar.

Chile logró un importante hito para la conservación del Chorlo de Magallanes, luego de que la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (conocida también como CMS o Convención de Bonn) aprobara incluir esta ave playera en su Apéndice I, como especie migratoria en peligro.

La solicitud fue presentada por la Cancillería chilena en mayo pasado, con el apoyo de su homónima argentina y de las ONGs Centro de Rehabilitación de Aves Leñadura (CRAL), la Asociación Ambiente Sur, y Manomet Inc., quienes proporcionaron la información científica de base.

La decisión fue adoptada el pasado sábado 17 en la 14ª Reunión de la Conferencia de las Partes de la CMS, que se llevó a cabo entre el 12 y el 17 de febrero en Samarcanda, Uzbekistán, y cuyo propósito es contribuir a la conservación de las especies terrestres, marinas y aves migratorias a lo largo de su área de distribución.

El Chorlo de Magallanes (Pluvianellus socialis) es una especie de ave playera del orden Charadriiformes, de la familia Pluvianellidae, restringida al sur de Sudamérica, que se reproduce en la Región de Magallanes, en Chile, y en las provincias argentinas de Tierra del Fuego y Santa Cruz.

La especie está categorizada como “En peligro”, según el Reglamento para la Clasificación de Especies Silvestres del Ministerio de Medio Ambiente.

“Monitoreos a la especie practicados recientemente en Chile y Argentina han encendido una luz de alarma mostrando un tamaño poblacional crítico y evidenciando que se trata de una de las especies de aves playeras más amenazadas del mundo”, señaló Diego Luna Quevedo, especialista en Política y Gobernanza de Manomet Inc.

Hasta el año pasado la especie era considerada “Casi Amenazada” a nivel global, con una población estimada entre 1.500 y 7.000 individuos. No obstante, censos poblacionales realizados durante 2022-23 han demostrado una población no mayor a 500 individuos, y en diciembre fue reconocida como “Vulnerable” en la Lista Roja global.

Julio Cordano, jefe de la División de Medio Ambiente, Cambio Climático y Océanos de la Cancillería señaló que “la inclusión de esta especie en el Apéndice 1 nos va a permitir fortalecer la cooperación binacional Chile-Argentina en materia de investigación científica y de nuevas medidas de conservación para el Chorlo de Magallanes y sus hábitats”.

Por su parte, Ricardo Matus, ornitólogo e investigador del Centro de Rehabilitación de Aves Leñadura de Punta Arenas, comentó que “la especie utiliza durante su ciclo de vida las orillas de lagunas salobres de poca profundidad ubicadas en la estepa del sur de la Patagonia. Se trata de ecosistemas de alta fragilidad y fuertemente amenazados en la actualidad».

Cabe mencionar que en la apertura de la misma COP 14 de CMS realizada Uzbekistán, se presentó el informe “Estado de las especies Migratorias en el mundo”, el cual revela un alarmante estado de la vida silvestre, donde las especies migratorias de animales del mundo están en declive y aumenta el riesgo de extinción a escala mundial.

Créditos fotográficos: Ricardo Matus

El informe señala que las dos mayores amenazas, tanto para las especies incluidas en la CMS (registradas en peligro) como para todas las especies migratorias, son la sobreexplotación y la pérdida de hábitats debido a actividades humanas.

Tres de cada cuatro especies incluidas en la CMS se ven afectadas por la pérdida, degradación y fragmentación del hábitat, y siete de cada diez especies incluidas en la CMS se ven afectadas por la sobreexplotación (incluidas la captura tanto intencional como incidental).

El cambio climático, la contaminación y las especies invasoras también están teniendo importantes impactos en las especies migratorias.

Créditos fotográficos: Ricardo Matus

Sobre el Chorlo de Magallanes, en términos de investigación científica, el esfuerzo principal de seguimiento de su población se está realizando a través del “Proyecto Pluvianellus” liderado por el Centro de Rehabilitación de Aves Leñadura (CRAL), la Asociación Ambiente Sur y Manomet Inc, con apoyo gubernamental en ambos países, a nivel provincial en Argentina y regional en Chile.

Se realizan censos poblacionales estacionales, implementación de medidas para proteger nidos de la especie, y monitoreo de los desplazamientos locales y movimientos migratorios de individuos usando transmisores satelitales.

¡Entérate de la hoja de ruta de Manomet aquí!
Compartir

Más noticias

de interés

17 de noviembre, 2023

Conoce a los ganadores del Concurso de Fotografía “Descubriendo los Humedales de Chile 2023”

Conservación de Humedales

24 de octubre, 2023

Con gran convocatoria realizan el primer encuentro por los humedales costeros de la Región de Coquimbo

Conservación de Humedales

24 de agosto, 2023

Estudio apunta a descubrir relación entre el cambio climático y la abundancia de choritos

Pesca y Acuicultura

22 de enero, 2024

ARTE ECOSENSORIAL: EL PROYECTO ARTÍSTICO QUE DIFUNDE Y DEFIENDE LOS ECOSISTEMAS A TRAVÉS DEL ARTE Y LOS SENTIDOS

Conservación de Humedales

14 de diciembre, 2023

Comenzó a gestarse la comunidad de mujeres marinas de Magallanes

Conservación Marina/Costera