Isla Santa María: un refugio para la biodiversidad de las aves

Por Rosa Tapia Cárdenas y Eduardo Torres Lara

La isla Santa María se encuentra a 29 kilómetros de las costas de la ciudad de Coronel, a la cual depende administrativamente, y a solo 9,9 kilómetros de Punta Lavapié (comuna de Arauco), vértice sur del golfo de Arauco. En esta isla residen permanentemente 2200 personas, agrupadas en las localidades de Puerto Norte y Puerto Sur, que distan a escasos 7,8 kilómetros entre sí. La superficie corresponde a 3194,76 hectáreas, con una extensión costera de 34,98 kilómetros de costa. Esta última se compone de acantilados, extensas playas y campos de dunas activas.

Este territorio no cuenta con una base de datos de su biodiversidad, razón por la cual entre los días 29 y 31 de julio del 2022 se realizó la primera identificación de la biodiversidad presente en el territorio insular, enfocándose en la identificación de avifauna. Se recorrieron 30 kilómetros lineales que abarcaron los ecosistemas de humedales, praderas, lagunas, acantilados, playas y dunas.

En esta oportunidad, se identificaron 80 especies de aves, destacando la presencia de la gaviota austral y del chorlo de campo, para el cual se contabilizaron 13 individuos. También se registró la presencia de la gaviota garuma, que según el reglamento de clasificación de especies de Chile se encuentra en estado vulnerable.

La costa abarca unos 30 kilómetros combinando la presencia de acantilados (atracción característica de este territorio), roqueríos y extensas playas, desde las cuales se desarrolla un campo de dunas activas dominado por la influencia de la acción eólica, que moviliza una gran cantidad de sedimento. Algunas especies que se avistaron allí fueron la gaviota dominicana, playero de Baird y diferentes especies de cormoranes.

El humedal Los Lunes es el de mayor superficie en la isla, y con sus 88 hectáreas corresponde a un humedal del tipo palustre que se divide en dos secciones, fragmentado por el único camino que conecta Puerto Sur con Puerto Norte. En ambas se encuentran relictos de bosque nativo y abundante presencia de agua superficial. En este ecosistema se avistaron taguas, pato jergón y cisnes de cuello negro, entre otras especies.

Los ecosistemas presentes en la Isla Santa María permiten el desarrollo de una gran variedad de especies de aves que encuentran condiciones favorables para la vida, entre ellas disponibilidad de agua, sitios de nidificación y hasta ahora una baja presencia de perturbaciones o amenazas. A las aves se suman otras especies que habitan la isla y sus alrededores, como lobos marinos, pingüinos de Humboldt, especies pelágicas y chungungos, convirtiendo al golfo de Arauco y la isla Santa María en un sitio de importancia para la preservación de la biodiversidad. Es por ello que se debe avanzar en el reconocimiento de sus ecosistemas, en censos de las especies y medidas de protección oficial, y en especial en un plan de manejo que permita navegar hacia la sustentabilidad de la isla.

Biografías

Rosa Tapia Cárdenas es médico veterinario.

Eduardo Torres Lara es geógrafo.

Compartir

Más columnas

de opinión

12 de julio, 2022

¿Es la colaboración una opción real para la conservación y defensa del planeta hoy?

Por Karen Méndez

15 de noviembre, 2022

Reflexiones sobre conservación y usos consuetudinarios

Por Ricardo Álvarez

07 de enero, 2022

Murales: experiencias comunitarias de educación ambiental

Por Liliana Plaza Cancino

04 de noviembre, 2021

Día de la Fauna Chilena: acercando el asombroso mundo de las especies nativas

Por Carolina Saavedra

10 de diciembre, 2021

Gobernanza local para la conservación costero-marina

Por Ricardo Álvarez